LAS MÁQUINAS

Nuestras lavadoras y secadoras:

• 3 LAVADORAS de 12 Kg. de capacidad.

• 1 LAVADORAS de 15 Kg. de capacidad.

• 4 SECADORAS de 16 Kg. de capacidad.

LAS LAVADORAS

Nuestras lavadoras incorporan:

FACTOR G ELEVADO, que se traduce en un centrifugado muy eficaz y un mayor ahorro de energía en el posterior secado de la carga.

SISTEMA DE PESADO AUTOMÁTICO (AWS), que regula la cantidad de agua basándose en el peso de la carga. En cada ciclo de lavado, el AWS, valora automáticamente el peso de la carga y determina con precisión la cantidad adecuada de agua, lo que da como resultado una reducción del consumo de agua y del coste energético. El AWS es un software integrado en el ciclo de lavado.

• 5 PROGRAMAS DE LAVADO: frío, templado, caliente, muy caliente y antialérgico (pieles sensibles).

ANTIALÉRGICO Y PIELES SENSIBLES. Un nuevo programa pensado para personas sensibles a los detergentes y suavizantes:

• No contiene suavizante.

• Incorpora centrifugados intermedios y más aclarados, para conseguir una óptima eliminación de restos de detergentes.

Uso adecuado de las lavadoras:

Como norma general, para obtener mejores resultados, se aconseja:

No añadir más detergente a los lavados que el que suministra la máquina.

"Los lavados no deben hacer mucha espuma". Para el lavado en lavadoras automáticas se recomiendan los detergentes de “baja espuma” o "espuma controlada", ya que si se produce mucha espuma se dificulta el aclarado. La espuma no es lo que lava, sino el detergente disuelto en el agua, que pasa a través del tejido, arrastrando la suciedad y manteniéndola en suspensión.

Si hay demasiado detergente, la espuma que se forma puede producir inundaciones al salirse de la lavadora, y por tanto no actuar en el lavado de la manera debida. Si hay mucha espuma se reduce también la acción de la máquina y no se produce un buen aclarado.

Por otro lado, las inundaciones que se producen al convertirse en agua la espuma que se ha salido de la lavadora, encharcan la lavandería produciendo molestias a los clientes y deterioro de las instalaciones.

No cargar en exceso las máquinas (máximo 3/4 de su capacidad).

Seguir las instrucciones de lavado de sus prendas en lo que se refiere a la temperatura de lavado. Si no está seguro, lave en frío.

Tratar las manchas difíciles de sus prendas antes de introducirlas en la lavadora: grasa, sangre, tinta,... etc.